Hongos en los pies y formas alternativas de eliminarlos

Tiempo de leer: 6 min

Hongos en los pies

Con el inicio del calor y el verano, existen riesgos de nuevos problemas cosméticos. Uno de ellos son las infecciones por hongos en los pies. Es probable que los lectores sepan que la onicomicosis ocurre con mayor frecuencia con el uso regular de zapatos cerrados y sin ventilación en el verano. Pero esa no es la única razón. Las visitas a playas y piscinas, donde la higiene no siempre está totalmente controlada, es otra causa común de hongos. La práctica de usar pantuflas o pantuflas extrañas cuando somos amigos también crea condiciones previas para el desarrollo de levaduras de bacterias micóticas. Existe un gran debate sobre si las micosis son un problema de salud grave.

Cuando se encuentran en una etapa temprana, son difíciles de identificar. Además, no tienen un efecto extremadamente negativo en el cuerpo humano. Sin embargo, si les permitimos llegar a cualquiera de sus fases más extremas, literalmente pueden destruir nuestra inmunidad. Así nos volvemos susceptibles a una gran cantidad de enfermedades. Y están deteriorando gradualmente nuestra salud. También existe un peligro real de perder nuestra placa ungueal. Y la piel a su alrededor debería volverse áspera, como si hubiéramos estado haciendo un trabajo físico duro en el campo toda nuestra vida. La desintoxicación del cuerpo y la piel, así como los procedimientos para limpiar completamente el cuerpo y el hígado de toxinas, son más que importantes. Debemos hacer todo lo posible y centrarnos en alimentos que detengan el desarrollo de infecciones fúngicas. También existen preparaciones naturales que se pueden utilizar para este propósito. La crema con clotrimazol y extracto de miel Exodermin es de fácil aplicación para limpiar la dermis de los pies. Y la crema Zenidol ofrece un tratamiento rápido y eficaz de hongos y olores gracias a su fórmula natural.

¿Qué son los hongos en los pies?

 hongos en los pies

El hongo en los pies (según el término médico, onicomicosis) es causado por microorganismos que afectan la capa superior de la piel. Crecen en lugares húmedos, cálidos y sin ventilación. La mayoría de las veces afecta los dedos de los pies y el espacio que ocupa el tejido epidérmico entre ellos. El hongo puede provocar descamación de la piel, picor, agrietamiento, acompañado de dolor y un olor desagradable.

¿Cuándo y por qué ocurre la onicomicosis?

Los hongos en los pies pueden ser un problema acuciante para personas de todas las edades. Su aparición puede estar relacionada con varias razones clave. Entre los más populares se incluyen:

  • Usar zapatos transpirables y humeantes: crean un ambiente completamente favorable para la aparición de hongos, especialmente entre los dedos de los pies. Los microorganismos micóticos se encuentran en su entorno perfecto para el desarrollo: un lugar húmedo y cálido. El calor y la sudoración excesiva durante los meses de verano favorece aún más su desarrollo. La falta de higiene, el uso diario de los mismos calcetines y zapatos también provocaría hongos en los pies.
  • Uso de habitaciones poco higiénicas y mal limpiadas: esto se aplica a lugares públicos como piscinas, playas o baños en el gimnasio. Con el inicio de los meses de verano, nuestras visitas a estos lugares se vuelven más frecuentes. Y con ellos aumenta la posibilidad de infectarse con bacterias fúngicas. Pueden transmitirse de persona a persona. Es importante evitar caminar descalzo en esos lugares porque aumenta el riesgo.
  • Tomar antibióticos: tomarlos debilita el sistema inmunológico y esto nos hace muy susceptibles a las infecciones por hongos. Por lo tanto, es crucial nutrir el cuerpo con probióticos tan pronto como termine el tratamiento con antibióticos. De esta manera, el cuerpo podrá obtener las sustancias necesarias que se pierden durante el tratamiento.
  • Usar zapatos extraños: el uso de zapatos extraños puede transmitir el hongo de persona a persona. Por tanto, es aconsejable evitar «intercambiar» zapatos con amigos o familiares por prevención. Lo mismo ocurre con las toallas, toallas o calcetines que utilizan otras personas. Los detergentes no siempre son lo suficientemente potentes para eliminarlos.

¿Cómo podemos prevenir los microorganismos micóticos?

micóticos

Hoy en día existen muchas formas de evitar la aparición de hongos en la piel de pies y manos. La primera es usar zapatos ventilados adecuados y construir hábitos higiénicos que eliminen las condiciones para el desarrollo de su levadura. Sin embargo, nada puede garantizar que no aparezcan. En tales casos también podemos utilizar productos biocosméticos con composición y propiedades naturales. Su principal objetivo es afectar negativamente a las esporas de la onicomicosis.

Además de las prácticas anteriores, existen varios métodos alternativos. Cada uno de ellos puede contribuir a la limpieza y secado de una dermis que ha sufrido una infección por hongos. Úselos para afectar los niveles de pH de la epidermis, eliminando las condiciones para la formación de colonias de hongos en los pies:

1. Solución de aceite esencial de árbol de té – ¡Limpieza suave de la naturaleza!

El árbol del té es conocido por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas. Puede usar este método agregando unas gotas de su aceite esencial en un recipiente (tazón o taza). Puede agregar fácilmente aceite de coco o de oliva. Luego tome la mezcla y masajee con movimientos circulares lentos en las áreas problemáticas del pie.

2. Vinagre de sidra de manzana – ¡La limpieza mantiene los hongos lejos de mí todos los días!

Vinagre de sidra de manzana

La alta acidez del vinagre de sidra de manzana ayuda a eliminar los hongos, sus esporas y las bacterias relacionadas. Se recomienda mezclar 125 ml. vinagre de manzana, 1,5 litros de agua tibia y 7) (75 g) de bicarbonato de sodio en un recipiente. A continuación, puede sumergir y mantener los pies en él durante unos 30 minutos. Enjuague los pies y séquelos con una toalla suave. Repita el procedimiento 2 (dos) veces al día, por la mañana y por la noche. También puede remojar sus pies inicialmente en vinagre de sidra de manzana durante 15 minutos. Esto los limpiará y refrescará. Y solo entonces agregue el bicarbonato de sodio y el agua tibia y deje reposar por otros 20 minutos.

3. Ajo – ¡Más que útil y fuera de la cocina!

Ajo

El ajo se ha utilizado durante mucho tiempo como un método de medicina popular para aliviar diversos problemas. Se cree que es extremadamente útil en la lucha contra bacterias, microorganismos y hongos dañinos. Es parte de la troika llamada «súper cura». Contiene el ingrediente ajoen, que se cree que ayuda a combatir las plagas de hongos y a eliminarlas.

Puede probar esto en casa machacando 3-4 dientes de ajo y agregándolos a un recipiente con agua tibia. Derrita los pies durante 30 minutos 2 veces al día. Es importante tener en cuenta el olor a ajo. Después del procedimiento, use una loción u otro método para apagar el aroma fuerte y picante.

4. Yodo – ¡Cantidad pequeña para casos más leves!

El tratamiento con yodo se recomienda solo cuando el hongo está en su infancia. Se puede aplicar con extrema facilidad: solo aplique tintura de yodo en las áreas afectadas 2 (dos) veces al día. Si no limpia la levadura y las esporas de organismos fúngicos de la piel del hongo, consulte algunas de las otras sugerencias. Como la onicomicosis es muy contagiosa, asegúrese de consultar a un dermatólogo.

5. Aceite de oliva y jugo de limón: ¡excelente aderezo para ensaladas y método antifúngico!

antifúngico

Mezcle en un bol cantidades iguales de aceite de oliva y jugo de limón recién exprimido. Mézclalos y luego usa el líquido para untar las áreas problemáticas de la piel. Opcionalmente, puedes agregar un poco de tomillo. Se cree que ayuda contra las irritaciones e infecciones de la piel.

6. Bicarbonato de sodio (bicarbonato de sodio) – ¡Excelentes agentes limpiadores!

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio natural es un producto que todos los hogares tienen en abundancia. Se cree que el bicarbonato de sodio tiene propiedades para eliminar los hongos de la piel de las manos y los pies. Para probar este método, disuelva aproximadamente media taza de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua tibia. Remoja tus pies durante 15 a 20 minutos. Cuando esté listo, puede secarse los pies, pero nunca enjuagarlos. Deje que el agente limpiador se absorba completamente y limpie la dermis.

7. Aceite esencial de lavanda: ¡un método fragante para la desintoxicación!

lavanda

La lavanda también puede ser útil contra los hongos; se cree que tiene propiedades calmantes para la dermis. El aceite ayuda a eliminar la picazón desagradable y restablece la textura normal y el nivel de humedad de la piel. El aceite esencial debe aplicarse 2 (dos) veces al día en las áreas problemáticas de la piel.

¡Cuidemos de forma natural nuestra higiene y belleza!

Cuidarnos de forma natural pero diaria puede ayudarnos a prevenir muchos problemas cutáneos no deseados. La higiene personal diaria con los productos biocosméticos adecuados con extractos naturales también ayuda. Una dieta sana y equilibrada, una desintoxicación adecuada y el ejercicio regular promoverían aún más el bienestar del espíritu en nuestro cuerpo.

Y si sucede que hongos y parásitos desagradables se contagian en la dermis de nuestros pies, necesitamos saber una cosa. Siempre podemos recurrir a un limpiador orgánico para la epidermis. Un ejemplo de ello es la crema para desinfección e hidratación de pieles micóticas Exodermin. Incluye extracto de clotrimazol y miel. Y si prefiere una solución en forma de crema, Zenidol es el producto para usted.

¡Encuentra más artículos interesantes en nuestro blog!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *