Puntos negros – La Piel Limpia Requiere Atención y Cuidados

Los pequeños puntitos negros, que aparecen en la zona del rostro, son el resultado del exceso de producción del así denominado sebo. Ésta es una secreción, generada por las glándulas sebáceas en la piel. Dicha secreción es grasa e hidrata la piel creando una capa protectora contra los impactos externos nocivos que secan y dañan la piel. Pero cuando su producción es excesiva, ello puede llevar a la aparición de un brillo desagradable, sensación grasienta, obstrucción de los poros, y de allí la aparición de puntos negros y acné.

La producción del sebo es más intensa por las glándulas sebáceas durante el período de la pubertad. Ello es debido al cambio en el equilibrio hormonal durante esta época.

Pero de la aparición de puntos negros sufren también personas de edad más madura, en especial si sufren trastornos hormonales que aumentan los niveles de producción de secreción de lípidos.

La grasa de la piel y su limpieza no regular puede llevar a obstrucción de los poros a causa de la acumulación de suciedad y de secreción. Ello puede provocar la aparición de cantidades inusualmente elevadas de puntos negros. Por otro lado, no es recomendable la limpieza demasiada de la piel, ya que ésta se seca y deshidrata. Ello es debido al hecho que el uso excesivo de codsméticos extrae el agua de las células en la piel y afecta la hidratación natural del colágeno cuyos componentes principales son el agua y la proteina. Así pues aparecen el descascarado y aun más – las arrugas.

Los maquillajes tampoco se debenb infravalorar. El uso excesivo de fondo tinta, cremas y polvo también lleva a obstrucción de los poros y formación de puntos negros.

El primer paso que dar para lograr a tener una piel cristalina y lisa con una textura agradable y color uniforme es hacerce una limpieza regular. Evite los productos de limpieza aromatizados. Entérese del tipo de piel que tiene – seco, graso, normal o mixto para que pueda seleccionar el producto más adecuado para la limpieza de la piel y la desobstrucción de los poros.

Los productos exfoliantes limpian en profundidad aunque contengan componentes químicos. Otra alternativa son los tratamientos cosméticos de exfoliación, que ofrecen en los balnearios y las clínicas dermatológicas, pero además de ser costosas, algunos de dichos tratamientos son demasiado agresivos y pueden dañar la piel. Ud. siempre puede confiar en unos exfoliantes caseros y naturales como el poso de café, las frutas abrasivas o el bicarbonato de soda para uso culinario si no quiere acudir a productos cosméticos.

La regla básica es que Ud. siempre haga la limpieza de su piel al final de la jornada para lavar la suciedad acumlada. De este modo limitará la posibilidad de aparición de puntos negros y permitirá que su piel respire.

Spread the love

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *